Menu

Política de conducta

Alcance

La Política de Conducta Empresarial se aplica a todos los empleados de CERLER Global Electronics y, en especial, al Comité de Dirección quien velará porque se sigan estas normas.
Esta Política de Conducta Empresarial constituye la base interna global y uniforme de nuestra conducta y nuestra actividad empresarial.

Normas Básicas de la Política de Conducta

Observancia de la ley y las normas

El total cumplimiento de la letra y el espíritu de la ley es de la máxima importancia para la empresa.
Todos los empleados deben cumplir las disposiciones legales y reglamentarias del correspondiente ordenamiento jurídico. En el caso de una infracción, cada empleado se enfrenta a las consecuencias disciplinarias por un incumplimiento de sus obligaciones bajo el contrato laboral, así como a las sanciones previstas en la ley.
Responsabilidad por la imagen de CERLER Global Electronics
La imagen de CERLER Global Electronics (en adelante CERLER) viene determinada, entre otras, por la presencia, la actuación y la conducta de todo su personal. El comportamiento inapropiado de un solo miembro de la plantilla puede causar un daño importante a la empresa. Por tanto, todos los empleados están llamados a cuidar la reputación de la empresa en la sociedad.
Cada directivo tiene que cumplir con sus obligaciones de organización y de supervisión. Esto incluye, en particular, lo siguiente:

1. Deber de selección: Cuando un directivo participe en la selección de empleados lo hará en función de la aptitud personal y profesional del candidato.
2. Deber de instrucción: El directivo debe formular tareas de manera precisa, completa y vinculante, especialmente en cuanto al cumplimiento de la ley y las normas y políticas de CERLER.
3. Deber de control: El directivo debe garantizar que el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias y de las normas y políticas de la empresa sea controlado de forma continuada.
4. Deber de comunicar y expresar reprobación: El directivo debe demostrar a los empleados con claridad la importancia de actuar con integridad y de conformidad con las disposiciones legales y reglamentarias y las normas y políticas de CERLER en las actividades diarias, así como transmitir a los empleados con claridad que no se toleran infracciones de la ley y las normas y que éstas tendrán consecuencias bajo la normativa laboral

Evitar conflictos de interés

Todos los empleados de CERLER están obligados a tomar sus decisiones profesionales en beneficio de la empresa, no basándose en sus propios intereses personales.
Para evitar conflictos de intereses deben seguirse las siguientes reglas:

Deber de información

El empleado debe comunicar a su directivo superior cualquier interés personal (incluido el de familiares o de amigos personales) que en relación con el cumplimiento de sus funciones empresariales pudiera existir. Las tentativas de socios comerciales de influenciar a empleados o a los familiares o amigos personales de éstos mediante obsequios o beneficios deben ser comunicadas sin demora.

Transparencia en la adjudicación de contratos

Ningún empleado podrá adjudicar ni promover la adjudicación de contratos a familiares o a amigos personales sin autorización escrita previa del director de departamento correspondiente.

Encargos privados de los socios comerciales de CERLER

Ningún empleado puede tener suscritos contratos privados con empresas con las que tenga relación por su actividad profesional para CERLER, si con ello obtuviera una ventaja poco habitual en el mercado. Esto se aplicará especialmente cuando el empleado tenga influencia directa o indirecta sobre la contratación de tal empresa por CERLER o pueda influenciarla, o cuando por razón de su cargo se ocupe de la tramitación de pedidos o contratos de tal empresa.

Prohibición de competencia

Ningún empleado podrá dirigir una empresa una empresa que esté total o parcialmente en competencia con CERLER.

Participación en otras empresas

En caso de que los empleados participen en otras empresas, pueden surgir conflictos entre los intereses de CERLER y los intereses de esta otra empresa afectando al empleado en cuestión. Para evitar conflictos de intereses de este tipo, deben seguirse las siguientes reglas:

Los empleados que adquieran o participen, directa o indirectamente, en una empresa que esté total o parcialmente en competencia con CERLER, deberán comunicárselo al Departamento de Recursos Humanos si, como resultado de su participación, el empleado puede influir en la gestión de dicha empresa. Con carácter general, se considerará que el empleado puede influir en la gestión de la empresa si su participación supera el 5% del capital social total de dicha empresa.
Cuando familiares de un empleado participen en una empresa competidora, en cuanto éste tenga conocimiento, deberá comunicárselo por escrito al Departamento de Recursos Humanos y tal circunstancia será documentada en su expediente personal.

Segunda actividad remunerada
En caso de que un empleado tenga la intención de iniciar una segunda actividad remunerada, deberá comunicarlo previamente a su aceptación y por escrito. No se concederá la autorización si resulta perjudicial para los intereses de CERLER. Se excluyen actividades ocasionales como autoría de libros, conferencias y actividades similares.

Anticorrupción

Ofrecer y conceder obsequios y otros beneficios

Nuestra empresa obtiene sus pedidos gracias a la calidad y al precio de nuestros productos y servicios.
Ningún empleado puede ofrecer o conceder en el curso de sus relaciones profesionales, de forma directa o indirecta, obsequios u otros beneficios injustificados, ni en forma de pago de dinero ni en forma de cualquier otro beneficio. Esto se aplica especialmente a los funcionarios públicos.
CERLER tampoco tolera que nuestros consultores, intermediarios…, actuando en nombre de CERLER, ofrezcan o concedan obsequios u otros beneficios injustificados.

Solicitar y aceptar obsequios y otros Beneficios

Ningún empleado debe utilizar su posición profesional en la empresa para solicitar, aceptar, obtener o hacerse prometer obsequios personales para él mismo, sus familiares o terceros, que no obtendría sin dicha vinculación empresarial.
(No se incluye en este concepto la aceptación de esporádicos obsequios de cortesía de escaso valor o las invitaciones a comidas/eventos de alcance razonable. Más allá de ello, los empleados no podrán aceptar obsequios o invitaciones).
Los proveedores deben seleccionarse exclusivamente en base a su competitividad, una vez comparados el precio, la calidad, el rendimiento y la idoneidad de los productos o servicios que ofrecen.
Desde CERLER exigiremos a nuestros proveedores que den cumplimiento a la normativa legal vigente en sus países y a los estándares internacionales de derechos sociales recogidos en la OIT que afectan a trabajos forzosos, edad mínima para trabajar, libertad sindical, discriminación y explotación.
Además se debe asegurar que las relaciones comerciales estén basadas en la honestidad y en la integridad.

Combatir el blanqueo de dinero

Para CERLER es un objetivo claro sólo mantener relaciones con clientes, asesores y socios comerciales si sus actividades empresariales son conformes a lo estipulado por ley y si sus activos financieros provienen de fuentes legítimas.
Todos los empleados están obligados a cumplir estrictamente con las disposiciones legales para combatir el blanqueo de dinero.
Deberá notificarse cualquier conducta sospechosa por parte de clientes, asesores o socios comerciales. Deberán cumplirse todas las normas aplicables relativas al registro y la contabilización del dinero en efectivo y otras transacciones y contratos.

Uso del equipamiento de la empresa

Las instalaciones y los equipamientos de oficinas, fábrica y almacenes (p. ej., teléfono, fotocopiadora, ordenadores, incluidas las aplicaciones informáticas e Internet/Intranet, maquinaria y herramientas) deben ser usados únicamente con fines empresariales, salvo cuando expresamente se autorice el uso privado al empleado.
Bajo ningún concepto se deberá consultar, descargar o transmitir información que incite al odio racial, a la apología de la violencia o a otros delitos o que tenga un contenido que, en el marco cultural correspondiente, sea sexualmente ofensivo.

Uso de información

Documentos e informes

Todos los documentos e informes elaborados internamente o que salgan al exterior deben ser correctos y veraces.

Confidencialidad

Deberá guardarse confidencialidad con respecto a todos los asuntos internos que no hayan sido dados a conocer públicamente. Aquí se incluyen, por ejemplo, la información sobre la estructura organizativa de la compañía y sus instalaciones, sus procesos de negocio, de fabricación, de investigación y desarrollo, sus proyectos, y material estadístico de su reporte interno.
Asimismo, la información no pública o relativa a proveedores, clientes, empleados, consultores, agentes y terceros similares, deberá quedar protegida de acuerdo con los requisitos legales y contractuales. En particular, ningún empleado podrá elaborar documentos, archivos, grabaciones de imagen y sonido o reproducciones sin autorización de su superior, a menos que ello sea directamente requerido por su trabajo.
La obligación de observar confidencialidad permanecerá tras la terminación de la relación laboral.
Los datos personales pueden ser recabados, procesados y usados sólo cuando sea necesario para objetivos preestablecidos, claros y legítimos. Asimismo, los datos personales se deben almacenar de forma segura y sólo se deben transmitir si se cumplen las medidas de seguridad necesarias. El uso de datos ha de ser transparente para los interesados y deberán respetarse sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

Protección del medioambiente, seguridad y salud laboral

Protección del medio ambiente

La protección del medio ambiente y el ahorro de los recursos naturales deben ser objetivos empresariales de elevada prioridad. A tal efecto, un sistema de gestión medioambiental global fija estándares exigentes y garantiza el cumplimiento de las leyes y por tanto son de aplicación los siguientes principios:
1. Todo el personal tiene la obligación de realizar una correcta gestión y un uso responsable y eficiente de los recursos naturales.
2.Todo el personal está afectado por el principio de protección al medio natural y debe velar para que ninguna actuación suya pueda ser susceptible de dañar o vulnerar el medio ambiente.
3. Los empleados tienen prohibida la falsificación u omisión de información sobre cualquier aspecto medioambiental en el desarrollo de sus funciones.
La actuación respetuosa con el medio ambiente es responsabilidad de cada uno de los empleados. Desarrollar y promover en todos los niveles la conciencia por la responsabilidad medioambiental es una función directiva constante.
Seguridad laboral y protección de la salud, protección contra incendios, protección contra la radiación, protección civil empresarial
La prevención de accidentes y la adopción de precauciones ante riesgos para la salud derivados del trabajo son parte de la obligación asistencial de la empresa con sus empleados.
Al mismo tiempo forma parte de los deberes de todos los empleados colaborar de forma autorresponsable y en el marco de sus posibilidades en la consecución de los objetivos de seguridad laboral. Esto es aplicable tanto al diseño técnico de puestos de trabajo, instalaciones y procesos, como también a la gestión de la seguridad y a la conducta de cada empleado en el trabajo.
En este sentido, forma parte de los deberes de todos los empleados colaborar de forma autorresponsable y en el marco de sus posibilidades en la consecución de los objetivos de seguridad laboral.
Por ello, cada empleado deberá cumplir los principios que se enumeran a continuación:
1. Prohibición de asumir conductas o realizar acciones, así como provocarlas o colaborar para que se realicen, que individual o colectivamente puedan poner en peligro la integridad propia y la de los compañeros de trabajo; observando las normas que en prevención de riesgos laborales establece CERLER.
2. Todo el personal de CERLER tiene la obligación de comunicar a sus directos responsables cualquier situación de peligro, así como la eventual ineficacia o inadecuación de los equipos de protección de uso individual o colectivo que garantizan la seguridad laboral.

Veracidad de nuestras cuentas

CERLER defiende la transparencia y veracidad de todas sus actuaciones en materia contable y la realización de pagos a las Administraciones Públicas.
Por ello, cada empleado debe cumplir los principios que se enumeran a continuación:  Obligación de velar por la adecuada elaboración de la contabilidad por los empleados responsables, así como por su adecuación a la realidad de modo que refleje la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la empresa; debiendo seguir estrictamente las directrices de comportamiento marcadas y cumplir con los reportes periódicos de comprobación.
> El departamento responsable guardará y conservará toda la documentación utilizada en el archivo correspondiente.

Transparencia y honestidad en nuestras relaciones con los Funcionarios Públicos

CERLER se rige por los principios de transparencia, respeto y honestidad en sus relaciones con las Administraciones Públicas, rechazando cualquier actuación por parte de sus directivos y empleados que pueda encontrarse vinculada con el cohecho, el tráfico de influencias o cualquier forma de corrupción.

Información sobre infracciones e incumplimientos

Todo empleado podrá reportar evidencias de potenciales infracciones de la ley, de esta Política de Conducta Empresarial o de normas internas a su superior, a Recursos Humanos y a Gerencia.
De conformidad con los requisitos legales, la información se tratará con carácter confidencial.
Los denunciantes no podrán sufrir ninguna desventaja injustificada como consecuencia de sus denuncias.

Implementación y control

El Comité de Dirección de CERLER promoverá de forma activa la amplia difusión de la Política de Conducta Empresarial y garantizará su implementación sistemática, incluyendo un compromiso de mejora continua de los niveles de condiciones sociales y ambientales tanto en nuestra organización como hacia nuestra cadena de suministro.
Por tanto, cada empleado deberá cumplir los principios que se enumeran a continuación:
1.Obligación de proteger la intimidad personal y familiar de todas las personas, tanto de los empleados de la empresa como la de otras personas a cuyos datos tenga acceso.
2.Los datos personales de clientes y empleados deberán utilizarse con total transparencia, quedando prohibida su utilización para toda finalidad ajena al puesto de trabajo, a los objetivos prestablecidos.
3.Los deberes de confidencialidad relativos al manejo de datos de carácter personal subsistirán indefinidamente, incluso cuando la relación de los empleados con CERLER haya finalizado.
4.Obligación de velar por la máxima protección de la información confidencial de las empresas de nuestro entorno (incluidos clientes, proveedores, asesores, empresas competidoras, etc.), a la que podamos tener acceso por razón de nuestras responsabilidades.
5. Prohibición de dar o recibir, de forma directa o indirecta, obsequios u otros beneficios que puedan ser considerados excesivos o carentes de justificación.
6. La contratación de suministros y servicios externos se efectuará a través de procedimientos transparentes, de manera competitiva, y una vez comparados el precio, la calidad, el rendimiento, el cumplimiento de la legislación vigente y nuestra Política de Conducta; así como la idoneidad de los productos o servicios que ofrecen.
7. CERLER espera que esta Política de Conducta sea respetada por contratistas, proveedores y cualquier tercero que pueda mantener contactos profesionales con nuestra organización en cualquier momento.